01 febrero 2009

Resarcimiento jamonero.

.
Y me vi en la misma situación, solo que con un bocadillo de iberico de bellota, destape la parte de arriba: todos se quedaron mudos; paso un angel; todos me miraban o miraban las lonchas de jamoncito; se rompio el silencio; un majo preguntó- eso es jamón español?-.
Respondí -si- y entonces todos decidieron no parar de comentar, la textura, el color, la grasita....me sentí bien.
Me hizo gracia oir como susurraban,creyendo que no las entendía - debe de ser carne de jabalí-.
Una escena cómica donde las haya, esperando a ser narrada de viva voz como una anécdota más de esta aventura.