21 marzo 2010

Romeo y Julieta


o màs bien, la historia de Lucas y Olivia.

Se conocieron en Milano. El era un modelo hippy, que le gustaba ir descalzo por el mundo y ella una aficcionada de la moda italiana, que viajo para asistir a un desfile de Salvatore Ferragamo.
Lucas desfilo con aires de uno de los grandes...no obstante es uno de los top models del momento. Ella se fijo en aquel modelo que iba descalzo, cuyo pelo azabache brillaba como si tuviera piojos de estrellas (jajaaja, se me ocurrio al momnt!).
El tambien se fijo en ella y le guinio un ojo.
Finalizado el desfile, Olivia no podia dejar de pensar en Lucas, el modelo de moda.
Se fue a su hotel, cercano a la Scala, donde sus intentos por dormir fueron en vano, ya que no se quitaba la imagen del guapeton de sus pensamientos.
Solo deseaba que el dia amaneciera para ir nuevamente a la pasarela.
.....
Sono el despertador, eran las 10!!Se levanto de un salto, se apresuro a vestirse. Se puso su supervestido de estampado leopardil y se marcho hacia el desfile de Roberto Cavalli.
Oh oh!! es él!!
Espero ansiosa que el desfile terminarà y entonces, salteo la seguridad existente, penetrando en el backstage de Cavalli.
Lo busco y rebusco, hasta que dio con él.
Clavaron sus miradas y se fundieron en un beso.
Entonces se oyo de fondo, aquella frase de Romeo y Julieta: "Mis Labios, peregrinos ruborizados, quisieran hacer penitencia con un dulce beso".
----------------------------------------------------

Las biografias de las muñecas de la dollhouse de Quecas a Bollywood son ficticias y pueden resultar alteradas con el paso del tiempo.

2 comentarios:

  1. ¡¡qué bonita¡¡ una historia muy romantica..
    juas juas juas, y ademas tambien es divertida..

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos unas palabritas! Nos gusta leer vuestros comentarios, asi que teclead todo lo que se os pase por la cabecita!!
Bisous, bisous!